La asociación

La historia de la Plataforma Ciudadana Huesca Suena es breve, frente a otras muchas de similar orientación, algunas con casi 20 años de existencia. Todas coincidentes en la búsqueda de soluciones para el desarrollo de ciudades en claro retroceso poblacional o estancamiento, con falta de oportunidades, más grave si cabe en los jóvenes y, entre ellos, aquellos que cuando finalizan sus estudios superiores tienen casi forzosamente que emigrar.

Pequeñas ciudades y territorios que soportan una notable diferencia en cuanto a implantaciones industriales, empresariales y servicios públicos, frente a grandes ciudades, destino de la emigración interior de las generaciones mejor preparadas y con menos expectativas de trabajo en su pueblo o su ciudad de origen. Son esas concentraciones urbanas las que han tenido una senda de desarrollo positiva, concentrando a la mayor parte de los habitantes en pocas áreas geográficas, quedando el resto inmersas en un claro proceso de abandono y pérdida de población, sin participar en la industrialización de las últimas décadas, pese a contar en algunos casos, como Huesca, con condiciones más que suficientes para ello.

Huesca Suena nace desde y para la SOCIEDAD CIVIL, inicialmente del debate y preocupación de los componentes del Foro Empresarial HUESCA EXCELENTE, que valoran la situación de estancamiento de la ciudad y consideran conveniente abrir un proceso de participación de distintos colectivos ciudadanos para enriquecer lo que debería ser un análisis y búsqueda de oportunidades, que puedan dar un cambio de rumbo a la situación de la ciudad y su entorno.

Con la incorporación de distintos miembros de colectivos profesionales, del mundo de las organizaciones sociales, de las asociaciones de barrios, y de algunos directivos que han pasado a situación de jubilación con amplia experiencia, se va confeccionando el núcleo inicial de voluntarios que den forma y estructura a la plataforma, al mismo tiempo que se llevan a cabo todos los trámites burocráticos para crear una asociación legalmente inscrita, con estatutos, NIF propio, estructura organizativa, etc.

Valorando especialmente la necesidad de llegar a realizar un profundo análisis de la situación de Huesca y su entorno, como medio para poder alcanzar propuestas de solución y mejora, se considera conveniente iniciar un proceso de creación de distintos GRUPOS DE PARTICIPACIÓN, que trabajen en el diagnóstico desde posiciones próximas a la realidad ciudadana.

Se invita a distintos profesionales de estos sectores a participar voluntariamente, obteniendo una respuesta que supera todas las previsiones, tanto en número como en el elevado nivel profesional y experiencia de todos los que se ofrecen a colaborar de inmediato.

Ingenieros industriales, agrónomos y de caminos, abogados, arquitectos y arquitectos técnicos, médicos, sanitarios y responsables de atención a la discapacidad, empresarios de distintos sectores, agricultores, regantes, comerciantes, especialistas en marketing, informáticos, profesores de varias especialidades, representantes de asociaciones de vecinos y un nutrido grupo de profesionales de distintas actividades, que tienen o han tenido importantes responsabilidades directivas, actualmente en situación de jubilación (empresarios, directivos bancarios, de organizaciones sociales, organismos internacionales, comerciantes, etc. etc.). Más de 60 participantes voluntarios que, con entusiasmo y dedicación, se involucran activamente en el programa de trabajo fijado.

De esos grupos, nace el documento de análisis, objetivos y propuestas de Huesca Suena, al que ese nutrido grupo de profesionales han dedicado más de 640 horas de trabajo presencial y muchas más individualmente, presentado en sociedad el 4 de marzo de 2020.

Su reto

Elaborar un proyecto de ciudad, para fijar estrategias de desarrollo que permitan dinamizar Huesca y su entorno, generando oportunidades de trabajo en distintos sectores, con especial atención a aquellas que creen opciones reales de empleo cualificado, evolución poblacional positiva y solución a carencias de determinados servicios”

Nuestro agradecimiento profundo y sincero a este magnífico grupo de ciudadanos que han aportado su esfuerzo, su tiempo y su talento a la ardua tarea de elaborar lo que puede ser el documento de futuro de nuestra ciudad, la guía de lo que debemos y podemos hacer entre todos, AAPP y Sociedad Civil, para conseguir crear un futuro cuajado de oportunidades.

Huesca Suena apuesta por las personas, se apoya en ellas para crear un marco de futuro para la ciudad y su entorno y confía en obtener resultados para que la vida en nuestra ciudad se desarrolle en plenitud, sin limitaciones por tamaño, población o falta de servicios.

Grupos de participación

Nacen los 6 Grupos de Participación, en los que se encuadran los segmentos más importantes en los que pueden concentrarse la mayor parte de las actividades.

¿Quiénes proponen crear la plataforma y por qué?

  • Surge de la iniciativa del FORO EMPRESARIAL HUESCA EXCELENTE, que es el que toma la decisión de comprometer al grupo de trabajo inicial y preparar su nacimiento.
  • La PLATAFORMA HUESCA SUENA, es el fruto de largas jornadas de reflexión de un amplio grupo de empresarios, profesionales y ciudadanos que aprecian la correspondencia entre la inacción institucional y la debilidad de la Sociedad Civil.
  • El grupo, en sus debates, plantea que ha de crearse un marco asociativo para dar respuesta a la necesidad de dar impulso a una ciudad con tantas carencias en su desarrollo como potencial de futuro.
  • Una ciudad, un territorio, que deambula entre las condiciones extraordinarias (estadísticas impecables en sostenibilidad ambiental, paz social, empuje de sus organizaciones del Tercer Sector, cultura, gastronomía, deporte…) y las desnudeces de su iniciativa (languidez del tenido productivo, desaprovechamiento de oportunidades, inexistencia de políticas de progreso, olvido desde los centros del poder del país y de la Comunidad Autónoma.

¿Qué pretende ser la plataforma Huesca Suena?

  • Un impulso para la ciudad desde su Sociedad Civil
  • Desde el formato de Asociación, regulada estatutariamente, inscrita en el Registro de Asociaciones, con NIF y personalidad jurídica propios, con órganos de gobierno elegidos democráticamente por los socios, abierta a la participación individual y colectiva.
  • Independiente, ajena a cualquier tipo de politización en su funcionamiento, eludiendo la dependencia de cualquier administración pública a través de la percepción de fondos públicos de manera graciable, que queda excluida de la financiación de la asociación en sus estatutos.
  • Trabajando en la resistencia a la resignación del avance del inmovilismo social.
  • Apostando por la libertad, el desarrollo, el bienestar de los ciudadanos, de todos, y el futuro.
  • Exigiendo a las instituciones una escucha activa, convenciéndoles de que, si nos prestan atención, van a mejorar su gestión y recibiremos sus resultados.
  • Proyectar el modelo de Huesca al mundo, como ciudad abierta a recibir a los visitantes, a quienes quieran quedarse y compartir nuestro porvenir. Una ciudad dispuesta a salir al exterior para encontrar nuevas oportunidades y a recordar que no solo existe, sino que quiere participar activamente en el tablero del progreso.
  • Una ciudad, un territorio, que ha de buscar sinergias en otras ciudades de necesidades similares, hermanas como Teruel, Soria y otras en las que también han nacido movimientos ciudadanos.
  • Con apoyos en el exterior de Oscenses en la diáspora, que nos ayuden a generar y aprovechar oportunidades.
  • Presionando cuando sea preciso y donde sea necesario, con un Espíritu Constructivamente Combativo.

¿Por qué es necesaria?

  • Unas instituciones débiles con una Sociedad Civil inexistentes constituyen el principio del camino hacia el abismo.
  • La ciudadanía de Huesca necesita estímulos desde la Sociedad Civil para abandonar su apatía, tonificar el músculo social y convertirse en motor de desarrollo desde la actividad y la exigencia a las administraciones.
  • Una Sociedad Civil capaz de crear UN CÍRCULO VIRTUOSO PARA TRANSFORMAR LA CIUDAD

Desde el debate y el análisis, a la acción, fijando metas y objetivos.
Luchando hasta conseguirlos

En una atmósfera global, en la que impera la competitividad entre los territorios, la Sociedad Civil no puede declinar su responsabilidad y su compromiso cediéndolo en exclusiva a las instituciones. En sentido inverso, unas instituciones conformadas por administradores críticos y comprometidos necesitan una Sociedad Civil fuerte, que PRESIONE, EMPUJE Y TENGA INICIATIVA.

Cerrar menú